miércoles, 28 de septiembre de 2011

LA COMUNIÓN EUCARÍSTICA. MUCHO MÁS QUE UN HECHO


De todos los bautizados católicos, un 2 o 3 % participa habitualmente en la misa dominical. Al menos en nuestro País (Argentina) es lo que se dice. El 98 o 97 % restante no participa, y todavía menos, se confiesa. Tendríamos que aumentar un número considerable de participantes ocasionales.

La disciplina de la comunión eucarística que vive la Iglesia respecto de los divorciados y vueltos a casar, sin embargo, es cuestionada mucho por ese 98 %, lo cual es mucho decir. La pena es que ese porcentaje es el que no participa y, muy probablemente, no participará habitualmente de la Eucaristía dominical si se cambia esta costumbre.

¿Por qué ocurre esta contradicción? Habrá que tener en cuenta cómo viven las personas impedidas de acercarse a la comunión eucarística esta disciplina y también, ante todo, qué significa la comunión eucarística para poder tener elementos para un juicio de valor más certero para la conciencia personal y para comprender el por qué de la disciplina sacramental.

La no posibilidad de la comunión sacramental es considerada por los que no pueden hacerlo como una exclusión de sus personas. No lo es de sus personas porque en la disciplina eclesiástica las causas para la exclusión en la participación de los bienes de la gracia (excomunión) son determinados a algunos precisos delitos que puede llegar a cometer el fiel. Y de hecho, los divorciados vueltos a casar no están en este grupo de "excomulgados". Por otra parte, el juicio moral sobre la persona en el "fuero interno" sólo se puede hacer en la acción sacramental del Sacramento de la Reconciliación. Queda descartada toda apariencia de condenación excluyente del divorciado vuelto a casar en el seno de la Iglesia.

Comulgar es más que recibir el Sacramento

También es cierto, y considerémoslo ahora, que la comunión sacramental, "comulgar", dicho popularmente, expresa más de una realidad: es comunión con Cristo, es comunión con la Iglesia, es testimonio de adhesión plena y sin restricciones a las enseñanzas de Cristo, es testimonio de esa vivencia en forma pùblica (la comunión sacramental siempre es un acto público), es comunión de gracia por todos los medios de la gracia que Cristo nos dejó, principalmente los Sacramentos. Luego, alguien que de hecho es contrario al voto de unidad e indisolubilidad del Sacramento del Matrimonio que ha hecho pública y libremente, ya no participa de la "adhesión plena y sin restricciones".

Lo que no es la comunión sacramental es ser un juicio moral sobre la persona. Nadie comulga porque es bueno, o deja de comulgar porque sea malo. Pueden haber buenos que no comulguen y malos que sí lo hagan. Será la conciencia moral la que lleve a las personas buenas o malas a abstenerse de comulgar si algo les impide hacerlo. Ejemplo: si alguien tiene conciencia de un pecado grave no confesado se abstendrá de comulgar. Su abstención revela la grandeza del Sacramento que no recibe, y en cierto modo, se transforma en un testimonio público de la santidad del Sacramento. Supone también que está arrepentido de su pecado y se reconciliará cuanto antes por el Sacramento de la Reconciliación. En cambio, si a pesar de tener esa conciencia de pecado grave, comulga, comete otro pecado llamado sacrilegio. Y la comunión hecha se transforma para esa persona en una causa de condenación y no de salvación, por lógica. Si alguien no reconoce en su conciencia haber cometido un pecado grave, pero debido a su situación presente no comulga, también da testimonio del valor del Sacramento de la Eucaristía y a la vez que expresa su comunión plena con las enseñanzas de Cristo, adhiriéndose con humilde corazón a la Iglesia. Cristo llegará con su gracia a esa persona por otro medio (que ya actuó movida por la gracia al abstenerse de comulgar). Un ejemplo más sencillo, si una persona no ha guardado su ayuno eucarístico una hora antes de comulgar, no comulgará en ese momento. Con eso no está diciendo que es una persona excluida, sino que está diciendo que el Sacramento tiene un valor incalculable y hay que estar preparado y bien dispuesto para recibirlo con fruto. El ejemplo es simple y temporal, pero expresa el hecho de que no comulgar  por una razón que puede ser ajena a la conciencia de pecado personal grave, es una posibilidad dentro de la vivencia de ese Sacramento. Obviamente merece más consideraciones que vamos a hacer ahora.

¿Quién es digno de recibir este Sacramento?

En definitiva, en todas las consideraciones, priva más la grandeza de lo que se recibe y lo que significa, que el hecho de recibirlo. San Agustín dice que este alimento (la comunión) digiere al que lo come y no es el que lo come el que digiere al alimento. Nadie comulga por el valor de sí mismo, sino por el valor de la Eucaristía. Esto es claro porque es más importante el Creador que lo creado, es más sagrada la Santidad de Dios que la del que es llamado a la santidad, es más considerado aquel que nos redimió que los que somos redimidos. Recordemos el caso de aquella mujer cananea que suplica al Señor que cure a su hija. El Señor se lo niega proque él ha venido por las ovejas perdidas de Israel y le dice que no es bueno tirar el pan a los perros. La mujer le dice que también los cachorros van a comer de las migas que caen de la mesa de sus dueños. Esta mujer dice dos cosas: una que no tiene dignidad por sí misma para acceder al bien de la salvación, sino que es Dios el que la hace digna. Verdaderamente sólo Dios nos dignifica. Nadie comulga porque es digno por sí mismo, ni nadie deja de comulgar porque sea indigno por sí mismo. Y también dice que las gracias divinas las recibimos porque el Señor quiere dárnosla y no porque nosotros queremos simplemente.

Pero también, comulgar es un testimonio público de adhesión de fe. Esta adhesión de fe es a toda la fe y no a parte de ella. La comunión eucarística así lo expresa. Quien comulga está en todo de acuerdo con lo que la Iglesia vive y cree. Y este todo es pleno. La Iglesia (todos los bautizados) creemos en el Sacramento del Matrimonio como una realidad divina que se crea por el consentimiento mutuo de los esposos que lo dan libre y públicamente. Atentar contra esa unidad e indisolubilidad de hecho, en este caso con otra unión, quiebra la comunión plena de fe y de hecho. Entonces el Sacramento de la comunión pierde su significado principal: manifestar y realizar esa comunión. 

Aquí vendría la objeción de si otros que hacen esto o aquello debieran o no comulgar. O negárseles la comunión. La negación de la comunión sacramental se la hace a los que han caido en excomunión, o han faltado gravemente a determinados compromisos públicos. O a los que han actuado de manera contraria a las enseñanzas de Cristo de manera pública y grave y así lo determine la autoridad correspondiente para ayudar a la persona que cometió la falta a darse cuenta de la gravedad de su acto y que se retracte de él. A los divorciados y vueltos a casar se les pide la abstención de la comunión sacramental para señalar que al violentar la unidad e indisolubilidad del matrimonio, no es plena su comunión con la Iglesia como públicamente lo expresan. Al abstenerse, los mismos cristianos en esa situación están diciendo a todos cuán grande es el Sacramento del Matrimonio y que creen en él, y a la vez, cuán grande es el Sacramento de la Eucaristía como expresión y hecho de comunión con Cristo y la Iglesia. 

El buen testimonio de quien se abstiene de comulgar si está impedido

Es evidente que esto es un gran sufrimiento para quien valora la comunión eucarística. Se nota, sin embargo, que los que añoran poder comulgar no lo hacían con frecuencia cuando vivían su primer matrimonio. También es verificable que aquellos que quedan libres de ese impedimento para comulgar, tampoco lo hacen después que han recuperado esa posibilidad, y esto lo he comprobado en muchos casos. Con todo respeto, ¿no será que en realidad las parejas cristianas esperan que se apruebe su nueva relación? 

Sorteemos otro obstáculo. ¿Qué le dicen a sus hijos las parejas cristianas que no comulgan porque estan impedidos por qué no lo hacen? Esta pregunta sería interesante que se la hicieran más los matrimonios que no tienen ningún impedimento más que ellos mismos para vivir este Sacramento. Pero creo que con lo dicho anteriormente, es bastante como para dar una buena respuesta: debido a que no puedo vivir por circunstancias de mi vida plenamente el Sacramento del Matirmonio, el cual es muy importante y valioso, por eso no puedo comulgar sacramentalmente, aunque lo hago espiritualmente siempre. (¡Y ojalá que esto sea cierto!) Si es así, se expresará en la misa dominical en la cual esos hijos verán siempre a sus padres.

Por último, si sufrimos por no poder recibir el Sacramento de la Eucaristía, que sea por el Sacramento mismo y no por aprobar nuestras decisiones de conciencia. Estas, hechas con libertad y con pleno conocimiento, deben ser el asiento para una vida libre y feliz. Si esto significa también una abstención de algún bien, que se lo viva como la expresión de una valoración real de aquel bien del que nos privamos. Ese será un buen testimonio para todos los cristianos, y cuánto más para los propios hijos. Sólo el Señor conoce la historia personal de quien ha llegado a una situación de ruptura en su matrimonio, sólo El valora la situación realmente, nosotros administramos los bienes que nos ha dejado en lo objetivo y externo y desde allí lo vivimos y realizamos; pero siempre desde el bien mismo y no desde las personas que lo reciben. Esto último sólo queda a juicio de Dios y de la conciencia personal. 

5 comentarios:

  1. louis vuitton outlet, http://www.louisvuittonoutlet.in.net/
    parajumpers coats, http://www.woolrichoutletstore.us.com/
    gucci, http://www.borseguccioutlet.it/
    ugg australia, http://www.uggoutlet.in.net/
    black friday 2015, http://www.monclerjacketsuk.co.uk/
    tiffany jewellery, http://www.tiffanyjewelleryoutlets.co.uk/
    ray ban sunglasses, http://www.raybansunglassesonline.us.com/
    ghd hair straighteners, http://www.ghdhairstraightenerssale.co.uk/
    designer handbags, http://www.designerhandbags.us.com/
    kobe 9, http://www.kobe9elite.us.com/
    abercrombie and fitch, http://www.abercrombie-fitch.us.com/
    beats headphones, http://www.beats-headphones.in.net/
    louis vuitton outlet, http://www.louisvuittonoutletstore.name/
    oakley sunglasses, http://www.wholesaleoakleysunglasses.us.com/
    chanel outlet, http://www.chaneloutletstore.us.com/
    hollister uk, http://www.hollistershirts.co.uk/
    ray ban sunglasses, http://www.raybansunglassesonline.in.net/
    ugg outlet, http://www.uggoutletstore.eu.com/
    cyber monday 2015, http://www.blackfriday2015.in.net/
    prada handbags, http://www.pradahandbagsoutlet.co.uk/
    kobe bryant shoes, http://www.kobebryantshoes.in.net/
    louis vuitton outlet, http://www.louisvuittonus.us.com/
    air jordan 4, http://www.airjordan4.org/
    coach outlet canada, http://www.coachoutletcanada.com.co/
    true religion jeans, http://www.truereligionjeansoutlets.us.com/
    20151017caihuali

    ResponderEliminar